Cilindros

¿Que es lo que más importa en un Cilindro de seguridad?

 

 

  1. Resistencia física del bombillo
  2. Seguridad contra ataques de habilidad como bumping
  3. Protección de la llave frente a la copia

 

 

A primera vista los cilindros de perfil europeo son todos muy similares. La forma exterior del cuerpo prácticamente es la misma para todos.

 

Pero es en el interior donde se ocultan los detalles que distinguen a un cilindro de calidad, capaz de ofrecer seguridad y fiabilidad en el tiempo, de otro mediocre.

 

Un cilindro puede ser abierto ilícitamente de tres maneras:

 

  1. Rompiéndolo, extrayéndolo o hundiéndolo hacia dentro con la fuerza bruta
  2. Abriéndolo con destreza
  3. Abriéndolo con una copia abusiva de la llave

 

Para ofrecer una alta seguridad, un cilindro debe poder contrarrestar eficazmente todos los diferentes tipos de ataque.

 

Un cilindro puede ser atacado con la fuerza principalmente de dos maneras:

 

Taladrando el cuerpo para hacer caer los pernos (pistones y contrapistones), que así salen se su alojamiento y dejan el tambor libre para girar.

 

Taladrando el tambor (rotor) para hacer salir los pernos por arriba al ser empujados por los resortes, o simplemente para introducir herramientas con las que extraerlo. En ambos casos el objetivo es tener libre acceso a la leva del cilindro que controla el movimiento de la cerradura (para poderlo girar y abrir), o llegar directamente al mecanismo de la cerradura y accionarlo.

 

Rompiéndolo, extrayéndolo y/o hundiéndolo hacia dentro con violencia. Un cilindro puede ser arrancado de su alojamiento de diferentes maneras, pero el objetivo es siempre tener acceso a la cerradura para poderla abrir libremente.

 

Para resistir a los intentos de apertura con fuerza bruta, un cilindro debe tener refuerzos a prueba tanto de taladro como de desgarro.

 

Refuerzos a prueba de taladro.

 

Para contrarrestar la acción de la broca del taladro los cilindros de alta seguridad tienen unos refuerzos especiales en el cuerpo y en el rotor realizados con materiales resistentes a la perforación. Por lo general son clavijas adicionales, pero también los mismos pistones pueden contribuir a desempeñar esta función.

 

Para que el cilindro sea aún más resistente a la perforación es recomendable protegerlo con un escudo de seguridad (es decir, un defender o roseta de seguridad), que, además de obstaculizar la perforación con su misma estructura, puede alojar una placa antitaladro rotatoria, que es una protección más eficaz que las clavijas fijas.

 

Refuerzo a prueba de desgarro.

 

Si miramos de lado un cilindro europeo podemos ver cómo el cuerpo está seccionado en correspondencia con la leva, precisamente para permitir la rotación de la misma, y que bajo la leva se encuentra un orificio roscado por donde pasa el tornillo que sujeta el cilindro en el interior de la cerradura.

 

Si no encuentra el bombín o cilindro que esta buscando póngase en contacto con nosotros y le ayudaremos a encontrarlo.